Crecimiento personal Valencia  24 ene 2023

Eres muy exigente contigo mismo y con los demas

La exigencia excesiva con uno mismo a menudo dice sobre una profunda vergüenza interior. Porque una persona tan exigente necesita ser la mejor para no avergonzarse frente a los demás en su manifestación imperfecta. Y minimiza el riesgo de ser rechazado.

La alta exigencia de uno mismo, por supuesto, se refleja en la exigencia de los demás. No me permito hacerlo no suficientemente bien, ¡y no dejaré que otros lo hagan

Si hay altas demandas sobre uno mismo, entonces con una alta probabilidad se forman expectativas en relación con los demás. Expectativas de que otros también van a intentar hacer el trabajo bien y a tiempo.

Es peor cuando tus requisitos para los demás son más altos que para ti mismo. Entonces es como si alguien cercano te compensara por lo que fallaste.

Las expectativas exageradas son aquellas expectativas que no se cumplieron y, para no ser terriblemente dolorosas, a menudo las llamamos "exageradas". Pero eran en principio adecuadas?

Exigir también está asociado a la lucha de poder y de "pedestal". Una persona exigente muchas veces tiene grandes metas (globales y grandiosas), por lo tanto, en caso de fracaso, la pérdida será grande, lo que le causará un gran dolor: vergüenza, deshonra, rechazo, pérdida de poder, u otras perdidas (muchas veces vivida como fatal, el "mundo" se derrumba).

En este sentido, una persona exigente se encuentra en una especie de trampa: debe mantener el nivel, el objetivo es a gran escala, pero debe esforzarse mucho (esas personas saben desde la infancia que "puede "ni siquiera sacar un pez de un estanque sin dificultad"). Y es genial con la pequeña excepción de que existe el riesgo de pelear con todos debido a tus propias demandas

Una persona activa, siendo exigente, logra altos resultados al subordinarse a la meta. Dicen sobre esas personas: "Él sabe lo que quiere". Incluso puede dejar a su familia, trabajo, equipo, pero llegar a su punto máximo.

La única pregunta es: ¿qué es más valioso y más importante, y si puedes encontrar un equilibrio sin dejar de ser exigente, pero humano contigo mismo y con los demás, entonces cómo?

¿Cómo estar de acuerdo contigo mismo, con tu vergüenza y deseo de ser aceptado con el honor de un ganador?

¿Conoces esos sentimientos?



0
0
39



Cargando